La AEPD y el Ministerio de Consumo lanzan una campaña con consejos para actuar frente una suplantación de identidad

La AEPD y el Ministerio de Consumo lanzan una campaña con consejos para actuar frente una suplantación de identidad
Marina Gordillo
  • El primer paso es contactar con la red social en la que han publicado el perfil falso con datos personales de la persona afectada mediante los formularios habilitados a tal efecto.
  • Si tras informar de la suplantación la respuesta no es satisfactoria, se puede presentar una denuncia a través de la Sede electrónica de la AEPD.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y el Ministerio de Consumo ha lanzado una campaña en redes sociales para difundir entre la ciudadanía qué pasos deben seguir si sufren una suplantación de identidad en estos servicios. Esta campaña coincide con la celebración del Día Internacional de la Protección de Datos, una jornada impulsada por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de protección de datos de los Estados miembros de la UE con el objetivo de impulsar entre los ciudadanos el conocimiento de sus derechos en materia de protección de datos.

La campaña detalla qué pasos se deben seguir para eliminar el perfil falso de la manera más rápida posible, para lo que es necesario contactar en primer lugar con la red social mediante los formularios habilitados a tal efecto. A continuación, se reproducen los enlaces de algunos de los servicios más populares:

Si la respuesta recibida por parte de la red social no es satisfactoria, la persona puede formular una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos, a través de la sede electrónica, acompañando la documentación de haber contactado en primera persona con la empresa.

AUTOCONTROL esta adherido al Pacto Digital para la protección de las personas” desde su lanzamiento por la AEPD en enero de 2021. La AEPD busca con este pacto fomentar el compromiso con la privacidad de empresas y organizaciones, compatibilizando el derecho a la protección de datos con la innovación, la ética y la competitividad empresarial, así como concienciar a los ciudadanos, y en especial a los menores, de las consecuencias de difundir contenidos sensibles en internet. Asimismo, pretende dar a conocer las responsabilidades civiles, penales y administrativas en que pueden incurrir quienes difunden estos contenidos sensibles.